Las direcciones visuales.


Son el recorrido visual realizado a través de los ojos que, mediante el orden y la relación que hay entre los distintos elementos que forman una imagen, nos lleva a los centros de interés que hemos determinado en la composición.



Existen tres tipos de direcciones visuales esenciales:

1. Las direcciones visuales de escena se basan en lo gráficamente representado, y pueden ser representadas (están dentro de la composición de la imagen y son generadas los elementos visuales) o inducidas (direcciones de forma subjetiva que no son generadas por los elementos, sino por otros factores).

direccion_visual_de_escena_-_representada._flechas_peque+-ªas_en_los_espacios_en_blanco..JPG
Representada.

Direcci+-ªn_visual_de_escena_-_vertical_inducida_-_flecha_vertical_hacia_arriba.JPG
Inducida.

2. Las direcciones visuales de lectura se basan en la relación de los elementos dentro de la composición de la imagen, pudiendo distinguir entre lectura horizontal (de izquierda a derecha), vertical (de arriba abajo) y curva.

direcciones_visuales_de_lectura_-_verticales_y_horizontales._flechas_en_los_escalones_hacia_arriba_y_a_lo_ancho..jpg
Horizontal y Vertical.

circulo_2.jpg
Curva.

3. Las direcciones visuales diagonales aportan energía a la composición de la imagen basándose en líneas de fuerza (recorrido desde el ángulo superior izquierdo al ángulo inferior derecho).

direcciones_visuales_diagonales_-_linea_de_fuerza._flecha_diagonal_en_direccion_a_las_tartas..jpg
Diagonal.


Las formas geométricas también muestran una dirección visual básica que tiene significado; el cuadrado expresa la horizontal y la vertical (mostrando equilibrio), el triángulo la diagonal (lo que indica estabilidad en un sentido amenazador), y el círculo la curva (haciendo referencia a la repetición y al calor).

cuadrado_2.jpg
Cuadrado.

triangulo_1.jpg
Triángulo.

circulo_1.jpg
Círculo.

El recorrido visual.


El ojo humano visualiza la imagen global, inspeccionando todas sus partes, hasta llegar a un orden de lectura, que generalmente es de izquierda-derecha y de arriba-abajo. Si los elementos se encuentran desordenados, se podría recoger otra forma de lectura visual que sería desde el centro de la imagen, hacia los lados de esta, aunque también centramos la vista en algunos puntos que nos llaman más la atención que otros. Según Wrachter, el movimiento y el recorrido de los ojos se clasifica en: microcascadas, que son movimientos en arco en los cuales vemos la imagen, las cascadas, que son movimientos de arriba a abajo en los cuales vemos la imagen en su totalidad, los movimientos de búsqueda fina, que son recorridos continuos del ojo, y por último el movimiento optokinétrico, que sería un movimiento global de la imagen. Tenemos, generalmente, movimientos de fijación (es decir, visualizamos un punto concreto), aunque también cuando miramos de un punto a otro sin fijarnos en los detalles estaríamos perdiendo atención en algunos aspectos de la imagen. Si realizamos una vista rápida de la imagen, se llamaría lectura exploratoria de ésta.
En nuestro caso, en Occidente, realizamos el movimiento ocular que hacemos cuando leemos textos: de arriba a bajo, de izquierda a derecha.

Microcascadas_2.JPG
Microcascada
Cascada_1.jpg
Cascada.

_Búsqueda.jpg
Movimiento de búsqueda fina.

movimiento_optokin+®tico.jpg
Movimiento optokinetico.

movimiento_de_fijaci+¦n.jpg
Movimiento de fijación.

lectura_exploratoria.jpg
Movimiento de lectura exploratoria


Recorrido visual ante los soportes gráficos sencillos.


A la hora de diseñar una página, la entrada al área de diseño, así como su recorrido visual, se inicia por la parte superior izquierda y se finaliza por la parte inferior derecha. En el caso de una doble página/díptico pasaremos de la portada, con un recorrido igual al de una página simple, al interior, al cual accederemos por el margen exterior derecho, instante en el que ya podremos ver el contenido de la doble página interior.

Recorrido_visual_ante_soportes_gráficos_sencillos_2.jpg